El grito

—De verdad que no sé lo que me pasa, Cris.
—Sea lo que sea me lo puedes contar
Marina lloraba sentada en la cama, abrazada a un peluche con forma de cocodrilo, verde flúor y vestido con una pajarita. Lloraba en silencio, notaba la mano de su amiga sobre el hombro. La había abrazado durante un rato muy largo, pero al final se había separado para poder mirarla a la cara mientras hablaban.
—¿Te ha hecho algo Javi?
—No, nada.
—¿Entonces?
—No lo sé tía. Es como…—paró y pensó por un momento— Es como si hubiera algo mal, […]

Amapolas

amapolas

María lleva sentada en su terraza cerca de una hora. Está en una silla de mimbre pintada de azul, a la que se le empieza a ver la madera a través de los desconchones de la pintura. A su lado tiene una regadera de plástico. No hace nada, mira la barandilla. Enfrente de su terraza hay un edificio nuevo de oficinas que no tendrá más de cinco o seis años. Si María se molestara en elevar la vista por encima de la barandilla de su terraza, no vería más que el reflejo de su propio edificio. Por un momento recuerda el parque que había enfrente de su casa. […]

Borrascas

Funnel de Dee Ashley
Funnel de Dee Ashley

Ana entró en casa. No tuvo que decirme nada, una pequeña nube, sólida y opaca, flotaba a medio metro por encima de su cabeza. Veía cómo caían las gotas, el pelo mojado se le pegaba a la cabeza. El maquillaje le pintaba la cara desde los ojos hasta cerca de la comisura de los labios, como una máscara de carnaval macabra. Se dejó caer en el sofá y de su barbilla, con una cadencia angustiosa, se descolgaban gotas, no sé si de la nube o de sus ojos. Cogí un paraguas blanco de detrás de la puerta de la entrada y una toalla azul celeste del baño y me senté a su lado. […]

Tocador

Double Vision de katietegtmeyer
Double Vision de katietegtmeyer

Marina entró en su habitación envuelta en su albornoz de flores. Se sentó en la cama y cogió un peluche con forma de cocodrilo, verde flúor y vestido con una pajarita,  que dormitaba sobre su colcha rosa. Pasó los dedos por sus dientes de gomaespuma y le tiró de la lengua de fieltro rojo que asomaba de la boca. Sonrió con ojos tristes mientras abrazaba el peluche. Le pegó un último achuchón antes de dejarlo en la colcha de nuevo.
Se levantó de la cama y se sentó en su escritorio, que había transformado en tocador colocando un espejo apoyado en la pared. […]

Manchas

Inkblot de G_ambus
Inkblot de G_ambus

Zoe camina cojeando por su casa, con una pequeña y suave bayeta azul en la mano. Se acerca a la mesa de centro del salón. En una de las patas hay una especie de mancha de color gris azulado, como algo viscoso y orgánico, que se mueve de manera lenta y rítmica. Se arrodilla frente a la mesa y comienza a limpiarla mientras nota como el dolor del dedo pulgar del pie va desapareciendo con cada pasada de la bayeta. Se asoma a la ventana de su piso, un primero que da frente a un parque y se fija en todas las manchas que hay sobre los columpios infantiles. […]

La mano mala

foto de Steinchen
foto de Steinchen

Marisol está sentada viendo el televisor. En la calle se oyen algunos gritos y corre hacia la ventana, aparta el visillo amarillento y pega su cara al cristal. Aún está mirando por la ventana cuando oye gritar a su madre, que ha entrado con su hermano en brazos.
—Te he dicho que estás castigada sin televisor.
No ha acabado la frase cuando el padre de Marisol entra por la puerta y se queda también mirándola. Tiene los ojos rojos y está despeinado.
—Me tienes harto. —Camina hacia Marisol.
La madre deja al niño en el sofá y se interpone entre los dos. […]

Microescena

Cervezas y lluvia de  Juan
Cervezas y lluvia de Juan

Terraza de bar. En una mesa están sentadas Ana, Beatriz y Carla. Cada una tiene una cerveza a medias delante. Carla tiene los ojos llorosos, Beatriz fuma un cigarro.
ANA: (tono confortador) Tranquila tía, esas cosas pasan.
CARLA: (lloriqueando) Joder, es que ya son muchos años. Y no habéis visto la pinta de zorra que tiene.
BEATRIZ: Eso es lo de menos, no es culpa suya. Siempre son ellos.
ANA: Lo que tienes que hacer es no darle importancia. Al principio los cuernos pesan, pero te acabas acostumbrando.
CARLA: (sorprendida) ¿Quieres decir que David…?
BEATRIZ: (interrumpiendo entre risas) ¡Y Esteban! […]

Convoy

Algo la despertó. Imaginó que alguien había dado un portazo en la escalera y había hecho que su ventana vibrara. Miró el despertador. Aún no eran las ocho de la mañana, podía dormir una hora más. Pasó esa hora. Se levantó y preparó un café, caminó hasta el ventanal de su salón y miró hacia las vías del tren como hacía cada mañana. Abrió los ojos. Tardó casi diez minutos en volver a dar un sorbo a su café, frío y negro. Se giró. Se dirigió hacia el sofá y se sentó frente al televisor. Lo encendió. Una masa viscosa brotó de la pantalla, […]

Volver a volar

Madrid 03 de Carlos Garijo
Madrid 03 de Carlos Garijo

–Señora, que no se puede subir a la azotea, no insista –el vigilante trató de convencer a Isabel por tercera o cuarta vez.
Isabel se quedó mirándole, y empezó a llorar en silencio. Hoy se había vestido con una blusa de flores pastel y una falda azul hasta los tobillos. Hacía tiempo que no se teñía el pelo, y su pelo blanco se amplificaba bajo la luz fría de los fluorescentes del hall de la torre.
El vigilante miró al suelo y suspiró e Isabel empujó la silla de ruedas de su marido a través de la barrera recién abierta hasta los ascensores. […]

La jaula

Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca. Se para junto a los barrotes y señala a un hombre y una mujer, desnudos, tumbados en el suelo. Tienen los ojos abiertos y cuando le ven el hombre se acerca hasta los barrotes, gateando, mientras la mujer rodea con sus brazos un bebé que, invisible, estaba entre ellos.
–Míralos y dime que están sufriendo–los señala.
–Pero están encerrados–replica su acompañante.
–Es lo que conocen. Cuando hacen algo mal les encerramos en una jaula de dos por dos, así que ésta, que ronda los doscientos, es para ellos la libertad. […]